Negligencia en cirugía estética

La cirugía estética no es una prestación de la Seguridad Social, puesto que se trata de un tipo de medicina voluntaria no curativa. Su finalidad no es curar a un paciente, sino mejorar su aspecto. No obstante, no se trata de intervenciones sencillas y que van a tener resultados milagrosos. Para evitar problemas, es muy importante ponerse en manos de un verdadero profesional, porque, a pesar de todos, es nuestro cuerpo lo que está en juego.

Cuando uno se somete a una operación de cirugía estética, se establece un contrato con el médico según el cual éste queda obligado a conseguir el resultado pactado. Por el otro lado, el paciente debe consentir que conoce todas las posibles complicaciones que puedan surgir durante la intervención. Si el paciente no queda satisfecho porque el resultado no se ajusta a lo prometido, existirá la posibilidad de reclamar. En este momento, le recomendamos que consulte con los abogados de nuestro despacho en Madrid para que valoren si ha habido una mala práctica o negligencia médica durante la intervención.

El abogado buscará la relación entre el daño producido y la actuación médica negligente, y determinará si la culpa ha sido inconsciente, consciente o profesional. Dependiendo del caso, la indemnización tendrá una cuantía, pero sea cual sea la forma, litigaremos hasta el último momento para conseguirla.

Safe Creative #1507070187284

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información