Contagios hospitalarios

Contagios hospitalarios
Estar ingresado en un hospital, o la mera visita a un paciente o consulta médica es una situación de riesgo. Lo habitual es que no pase nada pero, en casos muy excepcionales, puede producirse el contagio de un germen o un virus. Dependiendo del estado de salud del paciente, o el tipo de enfermedad, este contagio puede tener consecuencias nefastas.

A pesar de la aparente imposibilidad de erradicar la posibilidad de contagios en un hospital, todos ellos cuentan con sistemas de prevención y protocolos muy estrictos a los que deben atenerse para cumplir con las exigencias de limpieza e higiene tanto personal como del instrumental médico, el contacto con pacientes y efectos ambientales. Además, tiene que existir un servicio especializado en la prevención de brotes de contagio en todas las zonas de hospitalización.

¿Ha visitado un hospital recientemente y sospecha haber sufrido un contagio? ¿Es paciente de un hospital y ha sido contagiado por la mala limpieza de algún instrumento médico? Agujas, guantes, el propio personal... Aunque no es fácil, no es tampoco imposible resultar contagiado. Nuestra sugerencia es que contacte inmediatamente con un despacho de abogados como el nuestro de Madrid para poner en marcha el proceso de reclamación e iniciar la investigación para ver si el hospital cumplió todos los protocolos y medidas de seguridad o no, en cuyo caso, litigaremos para que usted consiga su indemnización.

Safe Creative #1507070187284

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información